La Ley Concursal, texto refundido 2020

El 7 de mayo de 2020, publicaron en el BOE el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, en el que se aprueba el nuevo texto refundido de la Ley Concursal. El texto refundido entrará en vigor el día 1 de septiembre de 2020.

El porqué del texto refundido de la Ley Concursal

La Ley Concursal se aprobó en 2003, y desde entonces, ésta se ha modificado 28 veces. Esto supone aproximadamente dos modificaciones anuales de la ley, generando libertad de interpretación, mal entendimiento entre magistrados. Tales eran las incongruencias y desorden en la Ley Concursal y sus modificaciones que se había generado inseguridad jurídica. El procedimiento concursal y judicial que atañe en un concurso de acreedores, se prolongaba en el tiempo, siendo, a menudo, perjudicial para ambas partes.

La pandemia por Covid-19 ha sacudido nuestro sistema económico de nuevo, dando de pleno en el corazón de nuestras empresas. Por ello, el gobierno español ha creído necesario e imperativo, la aprobación de un texto refundido de la Ley Concursal. Con el texto refundido se pretende aclarar, ordenar y armonizar el contenido de la Ley Concursal para agilizar el procedimiento concursal.

¿Qué se pretende?

En el Congreso virtual del Derecho Concursal “Del ERTE al Concurso” se establecieron las bases de la futura actualización de la Ley Concursal y la futura incorporación de la Directiva Europea en materia de exoneración de deudas, reestructuración preventiva e inhabilitaciones.

El congreso hico hincapié en la protección de empresas y autónomos, impulsando la recuperación económica y la mejora de las condiciones. Establecieron:

  • Permiso a las empresas y autónomos, que se encuentren en estado de insolvencia, para demorar la solicitud del concurso de acreedores hasta el 31 de diciembre de 2020.
  • Recuperación de la figura del reconvenio
  • Posibilidad de aplazamiento de la deuda hasta un año, siendo el deudor insolvente y teniendo anteriormente un convenio suscrito con los acreedores
  • Posibilidad de modificar un acuerdo de refinanciación anterior

El Congreso hizo un nombramiento de las diferentes estrategias empresariales que pueden valorar los autónomos y empresas, y que especifica la Ley Concursal. Como, por ejemplo, la negociación de la deuda con acreedores. También instaban a las empresas a su preparación ante un concurso de acreedores. Es decir, tener preparada la documentación, haber realizado diferentes reuniones de negociación, valorar y aplicar, en la medida de lo posible, todas las opciones preconcursales, etc.

 

Somos un bufete de abogados de Barcelona, con larga y amplia experiencia en concursos de acreedores. Nuestros servicios se basan en la transparencia, confianza mutua y en la confianza. Si necesita asesoramiento, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SEO por PosicionandoT.

 

Deja una respuesta