Ley de la Segunda Oportunidad

Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad permite anular deudas, si cumple una serie de requisitos. Esta ley permite desprenderse de la carga que suponen las deudas contraída. Pudiendo volver a empezar sin esta carga.

Este procedimiento es desarrollado por un abogado de derecho concursal, que le asesorará durante el acuerdo extrajudicial. Somos especialistas en la Ley de la segunda Oportunidad para autónomos a nivel estatal.

fases de un concurso de acreedores españa

Acogerse a la Ley de la segunda oportunidad

Todo autónomo en situación de insolvencia o con sobreendeudamiento puede acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad cumpliendo una serie de requisitos. Podrá acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad en el momento en que no pueda hacer frente a sus deudas. Gracias a esta ley podrá continuar sin las deudas adquiridas, después de la renegociación o exoneración de parte de estas. A la vez, que se intenta salvar el cobro de los acreedores en la medida de los posible.

Tipo de deuda que puede ser condonada

La mayoría de las deudas adquiridas por los autónomos pueden ser exoneradas, mediante la Ley de la Segunda oportunidad. En algunos tipos de deudas hay una pequeña parte que no podrá ser perdonada, pero, son mínimas. La deuda ser condonada definitivamente, siempre y cuándo, las condiciones del deudor no cambien en 5 años. Estableciendo que los acreedores cuyos créditos han quedado extinguidos no podrán iniciar acciones contra el deudor para su cobro.

¿Y mi vivienda?

La Ley de la Segunda Oportunidad permite llegar a un acuerdo con la entidad bancaria durante el período de tramitación del concurso. Este acuerdo puede basarse en una dación en pago, mediante la cual podrá continuar en su vivienda pagando un alquiler, o bien una refinanciación de la parte de la deuda que quede por pagar. En otros concursos es mejor vender el inmueble y el resto de la deuda no pagada será condonada. Según la situación podrá mantener la propiedad de su inmueble, si puede asumir la hipoteca.

Trámites necesarios

El procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad consta de dos fases. La primera intenta llegar a un acuerdo extrajudicial. En esta fase se nombrará un mediador concursal, para mediar durante la negociación entre deudor y acreedores. La segunda fase, si no se llega un acuerdo, consiste en la solicitud del concurso. Esta solicitud puede ser hecha por el deudor o por el mediador. En el concurso, en el Administrador concursal intentará vender las propiedades del deudor, para pagar el máximo de sus deudas. Al acabar esta fase, se declarará la conclusión del concurso. Y en este momento se podrá solicitar la condonación de la deuda restante, que no ha podido ser pagada, por el autónomo.

Requisitos

La Ley de la Segunda Oportunidad cuenta con una serie de requisitos para acogerse, se debe tener una situación de insolvencia, tanto actual como inminente. El autónomo debe declarar de buena fe, debe haber actuado de manera correcta con sus acreedores, intentado pagar sí podía. La deuda debe ser inferior a 5 millones. Se haya intentado el acuerdo extrajudicial de pagos. Que el concurso posterior al acuerdo no se declare culpable el deudor y este no haya sido condenado por un delito económico en los últimos 10 años.

Contáctenos sin compromiso
Solicita más información sobre nuestros servicios